7 jun. 2011

las perlas que tenemos en el fondo del mar

Muchas empresas, cuando tienen una vacante, no se paran a pensar en lo que tienen y lo buscan con un reclutamiento externo. Sin embargo, otras tantas, tienen una buena politica de reclutamiento interno y su prioridad es la promoción interna y desarrollo de carreras.

Al hilo de este tema, expansión publicaba el otro día un articulo interesante, Si su empresa no le promociona, márchese y sobre este tema vamos a debatir hoy.

Al elegir la selección interna, al determinar en las necesidades de personal que ese puesto puede ser cubierto por personal que ya esta contratado, se nos aparejan una serie de ventajas e inconvenientes que habrá que sopesar para saber si de verdad es positiva la selección interna en nuestra empresa.

Los puntos fuertes serian:
  • Se trata de un sistema más económico y más rapido que un reclutamiento externo.
  • Se trata de una fuente importante de motivación de los empleados, ya que así estos se esfuerzan por conseguir una promoción o un cambio de dpto y no se estancan.
  •  Los analisis que puedas hacer sobre la persona tienen mayor validez y tienes mayor seguridad al tratarse de una persona a la que ya has visto trabajar.
  • Si la empresa ha invertido en formación de su personal, así se aprovechan las inversiones.
Sin embargo, puede generar conflictos de interés entre los empleados y puede causar problemas si no es gestionado eficazmente. 
Las empresas, por tanto, deberían tener más en cuenta este tipo de politicas ya que, salvo para puestos de elevada rotación o muy especializados, es muy efectiva. Podemos encontrarnos también que existen en empresas que "venden" desarrollo de carrera y son cuentos chinos y a la hora de la verdad no miran a su propio potencial sino que miran fuera.

Por ello, como trabajadores hay que analizar que si en una empresa no consigues o no quieren que desarrolles tu carrera profesional o asciendas hay que dejar a un lado el pensamiento clasico de que en la empresa que entras es en la que te jubilaras.
En la actualidad, es muy común que en tu empresa no seas valorado y que puedas crecer profesionalmente en otra. No hay que tener miedo, el cambio muchas veces es bueno. Lo que se debe tener muy presente es tu objetivo profesional.
_______________________________________________________________
Post Relacionados: 

1 comentario:

  1. Hola Rebeca.
    Has hablado de los puntos fuertes pero no mencionas puntos débiles o riesgos. Yo te apuntaría dos para empezar:
    1. La empresa debe realizar una promoción interna transparente mediante unos criterios objetivos. De no ser así, la motivación que comentabas se puede transformar en desmotivación, pues los empleados pueden pensar (en ocasiones con razón) que los criterios de promoción son muy subjetivos (amiguismo, etc.)
    2. Asegurarse muy bien de a quien se le ofrece dicha promoción, no vaya a ser que hagamos que dicho empleado promocione "hasta alcanzar su grado de incompetencia". Todos conocemos el típico caso de un buen técnico que promociona y se convierte en un mal jefe de equipo, por lo que perdemos como técnico y como jefe.

    Saludos.

    ResponderEliminar