24 sept. 2012

Competencias en tiempo de crisis


La gestión por competencias es la tendencia hacia la que parece ir la gestión de recursos humanos, por eso es importante evaluar en qué competencias somos verdaderamente buenos y potenciarlas al máximo para dar la mejor versión de nosotros mismos.

Las competencias nos ayudan a diferenciarnos del resto y a destacar entre un sinfín de profesionales que acumulan titulaciones, experiencia, conocimientos. Partimos de que las empresas, en tiempo de crisis no quieren solo una persona que tenga una cierta titulación o experiencia, sino que quieren a personas que tengan ese “algo especial” que le hace destacar.

Hoy me gustaría centrarnos en 4 competencias que creo que son claves en época de crisis y por las que están apostando un gran número de empresas.

Mis competencias elegidas en tiempo de crisis son:
Adaptación al cambio, dinamismo, polivalencia y flexibilidad.

¡Adáptate a los cambios!
Vivimos en un mundo global empujados por un constante cambio.
Actualmente las personas estáticas y que muestran miedo a ese cambio no tienen cabida en unas organizaciones en la que hay que evolucionar constantemente la forma de hacer las cosas. Esos cambios son imprescindibles ahora para las organizaciones, ya que cada cambio puede ser una oportunidad si cuenta con personas de rápida adaptación.  Si tuviera que elegir una única competencia para estos tiempos, sin duda, sería esta. Así que os animo a hacer de los cambios vuestra oportunidad.

¡Piensa de forma dinámica!
Abre tu mente, escucha todo lo que te puedan aportar y se innovador. Casi siempre, las cosas se pueden hacer de forma diferente y no siempre tu opción es la ideal. Nútrete de lo que los demás pueden darte y renuévate. Esta competencia va totalmente relacionada a la anterior en el sentido que esa necesidad de dinamismo y rapidez viene empujada por ese cambio constante. 

¡No te cierres a aprender,  se polivalente!
Actualmente es bueno ser especialista en algo, si, pero sin olvidar conocer tu entorno. No podemos quedarnos con nuestro único trabajo puesto que este formará parte de algo mayor. Es importante conocer el trabajo de compañeros y de otros departamentos para realizar tu propio trabajo de forma eficaz y conocer el trabajo de tu entorno directo si precisan tu ayuda. Ser polivalente te ayuda a ver un asunto con mayor amplitud, así como resolver problemas con mejores resultados al tener en cuenta más factores. Gracias a esta competencia también es más sencilla la reconversión profesional.

¡Ten la mente abierta, se flexible!
Las empresas del futuro se adaptaran a sus clientes, deben aprender a ser flexibles y dejar la rigidez habitual que tenían hace algún tiempo. Las personas que trabajen en sus organizaciones también ser flexibles en cuanto a adaptarse a las necesidades de su organización y entorno. Beneficiándose así la parte empresarial pero también la trabajadora.

¿Qué competencias pensáis que son básicas en tiempo de crisis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario