18 sept. 2012

Trabajar sin cobrar. Los jóvenes están dispuestos


A la luz de una noticia publicada en Abc ayer, sobre la disposición de los jóvenes a trabajar a través de prácticas sin cobrar me surgen algunas opiniones y comentarios que me gustaría compartir con vosotros.

El dato de la noticia es que el 63% de los jóvenes está dispuesto a realizar prácticas sin ningún tipo de remuneración y me gustaría sumar el dato que estamos barajando de paro juvenil, que como ya sabéis, supera el 50%.

No deja de ser sorprendente que un 63% de los jóvenes esté dispuesto a ejercer un trabajo sin remunerar, aunque si analizamos las circunstancias y la actitud de dichos jóvenes el dato comienza a tomar bastante lógica.

En la situación actual, los jóvenes han dejado de buscar ese trabajo remunerado que les proporciona una independencia económica a buscar un trabajo que les proporcione un conocimiento más profundo y práctico del área en el que han estado preparándose y desean trabajar. Los jóvenes están dispuestos, por tanto, a hacer sacrificios y  a intentar luchar por la profesión que han elegido pero no a “tirar la toalla”.

El problema que se arroja de este dato, es que algunas empresas confundan la disposición de estos jóvenes de forma descontextualizada. Entrando así en una dinámica en la que se cree la obligación a los jóvenes de flexibilizar su situación constantemente a base de prácticas no remuneradas o remuneradas insuficientemente.

Verdaderamente creo, que ese dato que inicialmente puede alarmarnos y sorprendernos no es absolutamente malo como podríamos pensar inicialmente. Sino que se trata de un intento de los jóvenes por entrar en la dinámica empresarial y estar cerca de donde quieren estar aunque inicialmente tengan que sembrar mucho sin saber si algún día recogerán algo.

Invierten lo más preciado: Su tiempo.
Tienen un coste de oportunidad, aquello que dejan de ganar: Su salario.
Ganan algo: Experiencia y actividad. 

En búsqueda de empleo, no nos cansamos nunca de decir que hay que invertir tiempo, hay que mostrarse activo y no entrar en una espiral de inactividad, cuidar a quienes tienes alrededor y aprovechar toda oportunidad que tengas para aprender y formarte. 

Sinceramente, los jóvenes han tomado nota y no desaprovechan ninguna oportunidad aunque les suponga dejar de ganar.
Ahora solo queda que alguien les deje recoger la cosecha, que alguien les de una oportunidad con unas condiciones realmente dignas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario