7 dic. 2013

¿Un entorno volátil? La receta es adaptarse al cambio

Muchos de vosotros habréis sentido el miedo ante un importante cambio en alguna ocasión. En relación al trabajo, es habitual sentir este miedo al cambio en situaciones de pérdida del empleo, cambio de puesto, modificación de funciones o reorientación de nuestra carrera profesional.

Este sentimiento de miedo no es malo, al contrario es realmente muy normal y habitual y podemos convertirlo en algo positivo. 
Podemos conseguir si nos lo proponemos cambiar de percepción y observar ese cambio como una oportunidad como una opción de reinventarse y encontrar algo que nos haga tan felices o más que lo que veníamos haciendo.

En los tiempos actuales, tener una gran adaptación al cambio es un reto pero también un valor seguro para las empresas que están contratando.

La adaptación al cambio asegura a quien selecciona personal, que esa persona sabrá afrontar situaciones de incertidumbre así como salir victorioso de un entorno volátil e inestable.

Este valor que podemos aportar a las empresas muchas veces nace de situaciones anteriores que hemos afrontado y se va fortaleciendo con el paso del tiempo y las experiencias vividas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario