24 mar. 2014

La entrevista: Un trampolín hacia el empleo


Hoy os hacemos una pregunta, ¿Cómo os preparáis ante una entrevista de trabajo?
 
Las entrevistas de trabajo son oportunidades que tenemos de que la empresa tenga un buen recuerdo nuestro. Se trata de una situación de tensión, ya que se trata de una evaluación donde el entrevistador va indagando sobre tus experiencias, posibilidades, capacidades y competencias.

El objetivo de un entrevistador es conocer si la persona que esta entrevistando se adapta al puesto vacante en la empresa.  Conociendo, por tanto, el objetivo del entrevistador no lo hagamos difícil ni para el ni para nosotros, candidatos. 
Debemos intentar evitar una situación de ansiedad excesiva. Los nervios nunca se van a pasar del todo puesto que la situación genera una incertidumbre, de hecho unos ciertos nervios nos ayudan a estar más alerta.

Las pautas básicas en una entrevista podían ser las siguientes:

  •  En una entrevista no debemos mentir. La empresa está buscando al candidato que se ajuste más al puesto, si no sabes hacer algo es mejor expresar tu deseo por aprenderlo.
  • Contesta lo que te preguntan, tu tiempo y el del entrevistador vale mucho.
  •  Intenta entender la razón por la que te hacen una pregunta. A veces un entrevistador te preguntara por temas que no tienen relación con el puesto. Entiende que les ayuda a detectar competencias en los candidatos y comprobar cómo se comportaría este en una determinada situación.

¿Por qué es importante preparar una entrevista?
La preparación de una entrevista te ayudara a ir más seguro a ella. Te darás cuenta de que te presentas en ella con menos dudas y teniendo las ideas claras.
Nadie dijo que encontrar empleo fuera fácil, por ello entrenar y practicar una simulación te proporciona seguridad en ti mismo. 

Puedes pedirle a un amigo o familiar que te ayude en esta preparación, relajaras tensiones y aumentara  tu confianza o simplemente pensar en posibles situaciones que se pueden dar en ella para evitar el efecto sorpresa y siempre saber que decir.  
El día de la entrevista conseguirás que la entrevista sea más fluida y natural. Así el entrevistador podrá ver quién eres en la realidad, con los nervios justos.


No olvides: No conseguir un trabajo no significa que seas un mal candidato, sino que no eras la persona que se adaptaba mejor al puesto y empresa concreta. Sigue buscando una empresa para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario